Jue. Jul 18th, 2024

13590520_1062769703814211_6500523920208827306_n

La publicidad de ciertos productos consigue cautivarnos con sus espectaculares imágenes, no es ningún secreto. Y es que, cuando los publicistas hacen su trabajo, eso es precisamente lo que buscan: que nos sintamos irremediablemente atraídos por el producto. Todos y cada uno de los detalles estánminuciosamente estudiados: la luz, el ángulo de los planos, los colores, etc. Todos estos elementos, que para nosotros -los compradores- pasan prácticamente desapercibidos, contribuyen a una mejor venta del producto.

Para fotografiar un producto tenemos que cuidar algunos aspectos como la luz. Al igual que en toda fotografía, hacer un uso adecuado de la luz es fundamental.

Un exceso puede crear, en algunos objetos más que en otros, una serie de brillos y reflejos que pueden arruinar el trabajo. Para ello es importante usar difusores de luz o si nos lo permite el tamaño del producto y composición (si queremos situar al espectador en contexto o sólo mostrar el artículo) hacer uso de cajas de luz o Softbox.

El segundo punto es la composición. En función del propio diseño y características nos interesará mostrar uno o varios ángulos del mismo. Para realizar una buena composición y sobre todo poder controlar la foto es imprescindible usar un trípode. Además, la distancia focal debe ser superior a 35mm para evita que las lineas rectas se deformen.

También, separándonos del objeto podremos evitar reflejos más fácilmente, sobre todo en esos objetos donde por su material es más que probable que aparezcan (pantallas de ordenador o móviles, joyas, etc)
Por último la limpieza. Hay que tener cuidado de que las motas de polvo o huellas no estén presentes. Usa una balleta de microfibras para limpiar el producto antes de comenzar con las fotos e incluso para moverlo durante la sesión.

13620377_1062769767147538_6471521231843698964_n

Como veis estos sencillos pasos nos permitirán obtener fotografías de producto de calidad. Indudablemente hay más aspectos importantes a tener en cuenta, como el balance de blancos, jugar con la sobre exposición o sub exposición en función del fondo, objeto, etc…

Proceso realizado para fotografiar una hamburguesa de MacDonals.