Sáb. Jun 15th, 2024
Sarcófago de Dña. Leonor Ruiz de Castro y Pimentel que se halla en la iglesia de Sta. María la Blanca. Villalcázar de Sirga (Palencia)

En la pequeña localidad de Villalcázar de Sirga, situada en la provincia de Palencia y famosa por su paso en el Camino de Santiago, se encuentra un enigma histórico relacionado con el pimiento. En la Iglesia de Santa María la Blanca, una edificación que representa la transición del románico al gótico, se halla el sarcófago de Doña Leonor Ruiz de Castro y Pimentel, que guarda un detalle inusual y enigmático: la representación de un pimiento.

Villalcázar de Sirga: Un Legado Histórico

Villalcázar, conocida en la Edad Media como Villasirga, destaca por su iglesia del siglo XIII, dedicada a la Virgen Blanca. Esta figura religiosa, exaltada por Alfonso X el Sabio en sus Cántigas de Sancta María, es central en la historia y el arte medieval de España.

El Sarcófago: Una Pieza de Arte y Misterio

Dentro de la iglesia se encuentra el sarcófago de Doña Leonor Ruiz de Castro y Pimentel, esposa del Infante Don Felipe. Este sepulcro, creado por Pedro el Pintor en los talleres de Carrión, es notable por su policromía y riqueza decorativa, con escenas de la muerte y sepelio adornando sus frentes.

El Enigma del Pimiento

Lo más intrigante del sarcófago es la aparición de un pimiento en las manos de Doña Leonor. Este detalle ha generado debates entre historiadores y estudiosos, ya que el pimiento es una planta originaria de América y no llegó a Europa hasta finales del siglo XV, mucho después de la muerte de Doña Leonor en el siglo XIII.

Teorías y Especulaciones

Algunos sugirieron inicialmente que el pimiento podría ser una referencia al apellido Pimentel de Doña Leonor. Sin embargo, los escudos de la familia Pimentel no muestran ningún pimiento. Otras teorías incluyeron la posibilidad de un pimiento de origen asiático introducido en Castilla en el siglo XIII, pero esta hipótesis también tiene sus falencias.

La Interpretación más Aceptada

La explicación más plausible es que lo que Doña Leonor sostenía era un corazón, y los daños sufridos por el sarcófago alteraron su apariencia, llevando a los restauradores a creer erróneamente que era un pimiento. Esta teoría resuelve el anacronismo de un pimiento en una tumba del siglo XIII.

Conclusión:

El sarcófago de Doña Leonor en Villalcázar de Sirga presenta un fascinante rompecabezas histórico y artístico. El supuesto pimiento en sus manos representa un enigma que desafía las cronologías históricas establecidas y despierta el interés por la interpretación de símbolos en el arte medieval. Aunque la teoría del corazón deformado es la más aceptada, el misterio sigue cautivando la imaginación, demostrando cómo incluso un pequeño detalle puede abrir un amplio debate en el mundo de la historia y el arte.