Sáb. Jun 15th, 2024

La ciudad de Cuenca, recientemente coronada como la Capital Española de la Gastronomía 2023, ha desplegado todo su esplendor culinario en un evento magnífico celebrado en La Marina de Valencia. Este encuentro, titulado «Cuenca como destino gastronómico de Levante», no solo ha servido para exhibir la diversidad y riqueza de su cocina, sino también para consolidar a Cuenca como un destino turístico y gastronómico de primer orden. La fusión de tradición e innovación ha sido el leitmotiv de esta jornada, que ha logrado cautivar a un público diverso compuesto por touroperadores, influencers, y amantes de la buena mesa.

El evento, llevado a cabo en el emblemático edificio Veles e Vents, ha sido el escenario donde los mejores chefs de la provincia de Cuenca han encendido sus fogones para deleitar a los asistentes. Con el Mediterráneo como telón de fondo, la cocina en vivo se ha convertido en una ventana abierta a los sabores y aromas de Cuenca. Entre los platos presentados, destacaron las pochas con faisán y níscalos, las innovadoras gachas manchegas con pulpo, y el ajo arriero reinterpretado, mostrando así la habilidad de los chefs conquenses para renovar la tradición sin perder su esencia.

La riqueza micológica de Cuenca quedó patente en el timbal de setas silvestres, y los productos locales, como los embutidos artesanos, quesos, y aceites de oliva virgen extra, tuvieron un papel protagonista. La jornada también incluyó degustaciones de vinos y dulces tradicionales, demostrando que la provincia no solo es rica en platos principales, sino también en acompañamientos y postres.

Conclusión: El evento «Cuenca como destino gastronómico de Levante» ha sido una muestra palpable de cómo la gastronomía puede ser un puente entre regiones y un motor de turismo. Cuenca, con su combinación única de tradición culinaria y toques de modernidad, se posiciona como un destino imprescindible para los amantes de la buena mesa. La Capital Española de la Gastronomía 2023 no solo celebra la cocina como un arte, sino también como una parte esencial de su identidad cultural y un atractivo turístico. Con eventos como este, Cuenca no solo se consolida como un destino de cercanía para Valencia, sino como un punto de referencia gastronómica en el mapa de España.