Un divertido concepto comer con las manos en Restaurante La Sequieta

Un divertido concepto comer con las manos en Restaurante La Sequieta. Esta es la alternativa que nos propone Sebastián Romero que en 1993 tomó las riendas de La Sequieta con un amplio bagaje profesional culinario en el arte efímero de la cocina. Su gran interés por la gastronomía le llevó a ampliar su formación en varios stages en El Bulli, Óscar Torrijos, El Ángel Azul, Arrop y El Tinell de Calabuig. Tapas creativas y cocina de autor con toque valenciano en ambiente elegante y moderno.

Como bien comenta en su página web del restaurante Colores, aromas y texturas (forma, fondo y contexto) tres factores, que son imprescindibles en la elaboración de sus platos” y este concepto ha sido perfectamente adaptado a un menú para comer con las manos y chuparse los dedos.

A pocos kilómetros de la capital Valencia, el Restaurante La Sequieta, se sitúa en la localidad de Alaquás, sitio de referencia para la comarca Decorado de forma exquisita y coherente, ofrece al cliente una apasionante fusión entre la comida mediterránea y la creatividad que, unidos a la calidad de nuestros productos y la técnica y creatividad, hacen de la Sequieta un sitio idóneo para los comensales y gourments de una cocina elaborada. Cálido, íntimo y acogedor. Sensaciones que se encuentran en sus comidas de negocios o placer, cenas de pareja o grupos y demás eventos sociales. Primavera, Verano, Otoño e Invierno.

La carta cambia según las estaciones, para ofrecer una amplia oferta gastronómica, con  platos de la región y una cocina mediterránea, con un toque personal salido de los atrezos, utilería y  fogones del lugar. Con una cuidada presentación, que hacen que comer o cenar en Valencia sea un motivo para evadirse de la ciudad. Productos frescos de temporada para elaborar sus creaciones y así ofrecer lo mejor del mercado. Color y sabor se unen para disfrutar unos platos llenos de vida. Flores en primavera, sopas frías en verano, Setas en otoño y postres calientes en invierno son un claro ejemplo de nuestro énfasis por defender los productos de temporada.

Con una línea tradicional y clásica modificada, intenta tener el mejor producto a su alcance y maridándolo de la mejor manera, como hemos comentado, para tener una extensa carta a disposición del cliente.

En esta ocasión fuimos agasajados con el “Menú para comer con las manos y chuparse los dedos”, de 26 euros, bebida no incluida, que me pareció extraordinario por su equilibrio en calidad y en cantidad, único punto que no acabé de entender, el rebozado de un producto excepcional, como es la gamba blanca, pero lo comento como comentarista gastronómico ecuánime, el resto  conspicuo de un Coque magnum

SNACKS

Hojaldre de jamón
Berenjena ahumada en yuca crujiente
Aceitunas con vermu
Encurtidos

ENTRANTES

Cucurucho de ensaladilla
Gazpacho sólido
Ensalada-maqui

Clóchinas con su jugo granizado picante

PARA ACABAR

Verdura en tempura con espuma de mostaza
Gamba blanca frita en harina de garbanzos con xuquet
Pan bao de pato Pekin
Taco de cochinita Pibi|

POSTRES

Rollito de fruta y menta
Airbaguette choco-aceite-sal
Trufas de café

Precio 26 €

Jose Cuñat (Sin tilde) Sexador de redes , comentarista gastronómico ecuánime, influencer gastronómico

Comments

comments